La Dirección General de Tráfico permite conducir a personas con deficiencia auditiva.
Eso sí, para compensar la pérdida auditiva, se debe potenciar la capacidad visual. Por eso, con un grado de hipoacusia superior al 45% en ambos oídos, se debe utilizar un espejo panorámico interior.
Es aconsejable evitar conducir con audífonos nuevos o recién adaptados, y el volumen elevado de la radio puede dificultar la percepción de otros sonidos. Mantén los audífonos en perfecto estado para evitar distorsiones acústicas.
Revisa tus audífonos y ¡mucho oído en la carretera!