Audífonos Adaptación a los audífonos

Adaptarse a utilizar un audífono no es complicado, pero sí es cuestión de tiempo. Las personas que acuden a un centro auditivo demandando un audífono por primera vez suelen tener algo en común: llevan tiempo sin oír correctamente. Su capacidad auditiva ha ido disminuyendo, generalmente como consecuencia de la edad, y los sonidos les llegan débiles e incompletos.

Consejos iniciales para adaptarse a los audífonos

Los audífonos ofrecen la posibilidad de volver a percibir los sonidos en toda su intensidad. Para las personas con pérdida auditiva, este cambio puede resultar extraño en las primeras semanas. Estas son algunas prácticas que le ayudarán al comenzar a usar sus nuevos audífonos:

Póngase los audífonos en una habitación tranquila

Así irá habituándose a la nueva calidad de los sonidos que percibe.

Lea en voz alta

Hágalo durante un rato para escuchar su propia voz, y aprenderá a corregir su volumen.

Escuche la radio

Comprobará cómo se modula el sonido y poco a poco sabrá distinguir mejor los matices.

Hable con una sola persona a la vez

Al principio, evita las conversaciones con varios miembros para evitar confusión.

Acérquese a su interlocutor

Mantenga una distancia con su interlocutor no superior a dos metros. Acérquese convenientemente a la fuente del sonido.

Incremente gradualmente su uso

Lleve puestos sus audífonos puestos durante todas las horas que le sea posible, aumentándolo progresivamente día a día.

Solicite ayuda a su entorno

Haga partícipes a sus familiares y amigos de su adaptación. Conviene que la televisión esté a un volumen moderado y que no se produzcan conversaciones en tono elevado.


Desarrolla tu carrera de audiología con el grupo líder. Formación con las máximas garantías de calidad y servicio

Contacta ahora mismo enviando una solicitud


También puedes llamarnos al

901 15 16 17

O escribirnos a